Sin categorizar EDUCACION VIAJAR IDIOMAS

Consejos para aprender un idioma estando de intercambio

Así que estás a punto de ir de intercambio o ya llegaste al país de acogida y quieres saber qué debes hacer para acelerar el aprendizaje del  idioma que se habla en dicho país. Al respecto, lo primero que debes saber es que ya tomaste las dos decisiones más importantes a la hora de aprender un idioma: 1. Empezar tu formación y 2. Ir de intercambio a un país en el que se habla dicho idioma. En este artículo te daremos consejos adicionales que como estudiante de intercambio te ayudarán a reforzar dicho aprendizaje:

Palabras en distintos idiomas

1. Sé responsable con tus clases

Entendemos que viajar es una experiencia placentera y que deseas aprovechar tu programa de intercambio para conocer tanto como sea posible tu estadía en el país de acogida. Eso está bien y puede ser positivo desde muchos puntos de vista, pero no debes olvidar que lo que te llevó a ir de intercambio en primer lugar fue estudiar en una institución educativa extranjera. Así las cosas, por muchas relaciones sociales que tengas y quieran mantenerte de farra, lo más importante es que te enfoques en tus estudios, en ser un excelente alumno, lo cual conseguirás prestando absoluta atención a tus clases y cumpliendo con tus asignaciones, dando siempre lo mejor de ti.

Puede que el programa de estudio que emprendiste sea diseñado para el aprendizaje del idioma en cuestión, pero incluso si abarca cualquier otra área del saber, por el hecho de ser impartido en ese idioma te obliga a usarlo para aclarar las palabras que no conozcas, afinar tu oído para entender las clases y comunicarte con los otros alumnos y profesores. De modo que hacer todo esto con buena actitud y disposición de aprender será fundamental para acelerar tu aprendizaje.

2. Evita hablar en tu lengua madre

Si vas como estudiante de intercambio a otro país con el objetivo de aprender otro idioma, pero una vez ahí hablas en tu lengua madre la mayor parte del tiempo, no podrás sacar el máximo de esta experiencia. Por esta razón, procura relacionarte mayormente con personas que no hablen tu idioma nativo, de esa manera te verás obligado a hablar en el idioma del país de acogida. Tu familia de acogida puede ser una gran ayuda en ese sentido: aunque de vez en cuando puedas hablar en tu idioma como parte de un intercambio cultural, la mayor parte del tiempo deberás comunicarte con ellos usando el suyo.

3. Exponte

Se aprende a nadar adentro del agua. Están bien los libros, las clases, la parte teórica en general, pero podrás verificar que estás haciendo avances en el nuevo idioma cuando en efecto te comuniques mediante el mismo. Para eso debes «soltar la lengua», lo cual significa hablar en dicho idioma para resolver situaciones del día a día. En los programas de intercambio sucede a veces que hay estudiantes que tienen un mayor dominio que otros del idioma hablado en el país de acogida, entonces los primeros se prestan como voceros de los segundos para actividades rutinarias como pedir un taxi, ordenar comida, etc. La verdad es que no les hacen ningún favor, ya que, por mucha pena que les dé a algunos hablar en el nuevo idioma, deberán hacerlo de cualquier modo para verdaderamente aprenderlo.

Si eres penoso debes saber que en el peor de los casos alguien te corregirá o se reirá, pero eso no es el fin del mundo, ¿verdad? De hecho, lo puedes tomar como una excusa para deprimirte o como una razón para seguir aprendiendo y practicando para hablar cada vez mejor ese nuevo idioma.

4. El arte es tu aliado

Ir al cine en el país de acogida

Si te gusta el cine, ¿adivina qué? En el país de acogida seguramente podrás disfrutar películas que no estarán dobladas ni subtituladas en tu idioma. Esto en un principio puede resultar incómodo, pero así como cuando estamos a oscuras se afinan nuestros otros sentidos, el hecho de tener que entender una película en otro idioma reforzará el aprendizaje del mismo. Puede que al hacer esto te pierdas algunas partes de la película, pero seguramente aprenderás algo después de verla. ¡Aunque sean malas palabras!

Igual sucede con la música. Con esta expresión artística tendrás más tiempo para 1. traducir las palabras que desconoces, 2. prestar mucha atención a la forma como son pronunciadas, así como 3. imitar dicha pronunciación. A fin de cuentas esas son las tres cosas que harán que aprendas cualquier idioma.  Finalmente, puedes leer libros, periódicos y revistas en el idioma del país de acogida, eso además te ayudará a mejorar tus habilidades para escribir en dicho idioma.

Como recomendación final, es muy importante destacar la necesidad de aclarar cualquier palabra que no se entienda y practicar su pronunciación. Esto se hace usando un diccionario para traducir, otro en tu idioma para aclarar palabras, y, también, de ser necesario, buscando imágenes o videos en Google que te ilustren sobre esa palabra, así como su etimología. De ese modo la comprenderás a cabalidad y difícilmente olvidarás ese nuevo vocabulario. Si estás interesado en ser un estudiante de intercambio, podemos ayudarte.

Puede que también te guste...